Follow by Email

martes, 6 de marzo de 2012

¡He sucumbido!

Si lo reconozco, he hecho lo que hace mucha gente cuando llega la primavera: me he mirado en el espejo y no me gusta naaaaaaaada de lo que veo.

Yo no se si será la astenia primaveral y tengo las betaendorfinas mustias, mi tradicional crisis pre-cumpleañera o exceso de estrés, pero estoy más alicaída que los plantones que no han enraizado en mi jardín.

No es que durante el invierno haya hecho excesos y ahora me vea con kilos de más, siempre me tengo que mantener en un mismo peso y eso lo llevo con bastante disciplina. No he cambiado substancialmente de talla de nada a pesar de ser madre de dos hijos. Básicamente es que no tengo mucho tiempo para cuidarme y he pasado de hacer dos horas de ejercicio diario, cinco días a la semana durante más de diez años, a no hacer más que perseguir y cazar niños (deporte que creo que va a ser olímpico cuando Madrid consiga los Juegos en el 20020, como se veía en los carteles de la candidatura).

Así que ya tengo diseñado mi plan de choque para aumentar progresivamente mi autoestima. Y he empezado por cuidar mi manicura (las manos de los demás es algo en lo primero que me fijo, porque las mías son un horror). Crema de día y crema de noche (y ahí si que estoy siendo de lo más estricta, que creo que no hacen nada de efecto si se te olvidan un sólo día). Pienso irme de compras y renovar mi fondo de armario.

Y lo mejor: he empezado a hacer algunos ejercicios, suaves para ir aumentando progresivamente que hay que evitar lesiones. No se puede recuperar en una semana lo perdido en años, así que paciencia, mucha paciencia y ser constante, me digo.

Como mucha gente que se apunta al gimnasio, cuida su dieta, se pega caminatas que ni los Marines de U.S., yo también he caído, si ¿y qué? quiero verme mejor. Quiero ponerme camisetas que no me den ganas de llorar este verano y pantalones que no sean semi-sacos de patatas.

Supongo que tener el reconocimiento de los demás, aunque sea por el lado del físico también tiene su gracia. Y aunque este año veo complicado calzarme un bikini, no por ganas, sino por otras cuestiones, se acabaron las cenas que acaban con fresas y leche condensada, sólo me voy a permitir un bombón al día, que mi vicio es mi vicio y alguna recompensa tengo que tener antes de irme a dormir.

De sobra se que no voy a ponerme como para un desfile al estilo "Victoria´s Secret", la genética es la genética.


Pero si soy constante y las circunstancias (por no llamarlo "hijos") me dejan, me pienso poner "divina de la muerte".

Por cierto, por casa tengo un par de alas, que me las voy a ir probando por si acaso, ja-ja-ja.

5 comentarios:

  1. Me alegra saber que no soy la única que sufre la astenia primaveral, la depre pre-cumple y las ganas de echarse a llorar cuando se ve delante del espejo toda fofilla y lechosa (yo además sumo "se te pasa el arroz nena, se-te-pasa"). ¿Será cosa de los piscis?...me alegra de que te hayas puesto "a plan", seguro que te vas a quedar estupenda. Nosotros también llevamos un tiempo cuidando la dieta y haciendo ejercicio. Aunque la vida es injusta. Medio limón en un mes ha echado ya unos brazos increíbles y yo en dos meses de tai-chi tengo la cadera más inestable todavía que cuando empecé. En fin, seguro que las guarrillas de la foto sin maquillaje, cirugía y "fotochop" no tienen nada que hacer a nuestro lado. Y en cuanto a las alitas...pero si tú eres una ángel con forma humana!!!

    ResponderEliminar
  2. ja-ja, ya te digo yo que estas tiene mucho de "fotochop" (que mala es la envidia, hija). Seguro que recién levantadas tras una mala noche de biberones y pañales no están tan guapas.
    Y no te fies de los ángeles, que algunos tienen un caracter...

    ResponderEliminar
  3. ANIMO GUAPA!!!!!!

    Tu puedes, de aqui a na te vemos de "tos mode"yo soy mu mu perra para dietas, asi que, me quedo como estoy jajajajaj.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, bueno esto si que es bueno, que alegría ver que piensas en ti y en estar mas guapa (sigo sin entender por que no ves que lo eres). Si flaqueas en tus buenas intenciones, llamame y para ir de compras que ahora voy a tener mas tiempo. Aunque como siempre mas tiempo significa menos dinero, juas

    ResponderEliminar
  5. ¿guapa yo? Vamos, si desde que he empezado mi tabla de ejercicios me confunden constantemente con Beyoncè, ja-ja.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.