Follow by Email

miércoles, 3 de abril de 2013

Pillada

-"¡Hola!, ¿que tal el día? Tienes una carta del Ministerio de Interior".

Así, nada más entrar por la puerta de casa, sin tiempo ni a soltar el bolso o descalzarme. Como el que te da un guantazo que no te esperas.

- "Será para que pases la ITV de tu coche"

- "Lo dudo porque todavía no toca, sera..."

Pues si, efectivamente, hace unas semanas me llegó a casa una carta, mira que es fácil localizarme cuando interesa tenerme localizada, una carta muy "mona". Sin certificar, que estas cosas son muy caras y no estamos para lujos.

Había sido "cazada" por un radar móvil. El motivo (con las prisas con las que vivo no podía ser otro): exceso de velocidad. Y no, no iba como una kamikaze del asfalto, cada vez en peor estado, todo sea dicho de paso.

Teniendo en cuenta que siempre voy con la hora justa o directamente tarde a todos los sitios, me sorprendió que fuera la primera.




Pues, eso, lo dicho, he sido pillada y muy bien pillada, con bonitas y claras fotos de la matrícula de mi "cochazo", que voy a enmarcar y poner en mi escritorio (virtual).

Lo que me sorprendió es lo que tarda en llegarte a casa la notificación (más de un mes desde la infracción) y esta vez no creo que tenga la culpa la señora cartera de mi barrio y lo fácil que te lo ponen para que pagues cuanto antes de "motu propio". Con rebajilla incluida por pagar cuanto antes, para que no te lo pienses, ni reclames.

Eso si, mis puntos siguen sin que me los toque nadie, que mi "infracción" no conllevaba nada más que desembolsar dinero y pseudo-cabreo a partes iguales.

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Ya, pero a mi lo que me fastidia es ver las putadas que hacen algunos conductores, poniendo en peligro a otros y a esos no los pillan, no.

      Eliminar
  2. Sé práctica. Apunta, carretera y punto kilométrico, por si vuelves a pasar, acordarse de levantar el pie del acelerador. La mujer no tropieza dos veces en la misma piedra.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, eso es fácil porque paso por ese sitio todos los domingos por la mañana con mi hija, de vuelta de la piscina. Desde que recibí la multa, voy "clavando" el pie en el freno a todas horas, jejeje.
      Besos.

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.