Follow by Email

domingo, 24 de febrero de 2013

El ladrón de suspiros.

Uno, dos, tres, ains.

Es tiempo de frío, es tiempo de reuniones con amigos, es tiempo de mirar por la ventana. Uno, dos, tres, suspiro de nuevo. Es el prototipo de hombre que atrae todas las miradas allá donde va.


Entrar en un bar y ser el centro de gravedad de los planetas con nombre femenino, es su consigna. Venus gira en torno a su torso y su espalda,  se intuye que roza la perfección.




Una mirada, un gesto y es una fuente de "aises".

Fuera puede estar diluviando y que la lluvia golpee paredes, pero si el está en una habitación, se ve el sol brillar hasta debajo de la moqueta. No es excesivamente guapo, pero su atractivo rompe rocas y corazones. Encandila con su sonrisa, su corte de pelo ligeramente engominado le vuelve irresistible a veces, demasiado perfecto otras. Con traje y barba de un par de días está para decirle algo (si se le pudiera decir lo que se piensa).




El negro y si es en el traje, debería tenerlo prohibido en su armario: produce taquicardia en las féminas. Y ni te cuento con el resto de su vestuario. Con ropa informal, sube la tensión.




Imposible ser objetiva y eso que no ha llegado la primavera, pero el calor va "in crescendo", con el ladrón de suspiros cerca.


Ains, ains, ains.

6 comentarios:

  1. Yo sólo soy capaz de decir: "ainssss"
    Un abrazo padre en reducción.

    ResponderEliminar
  2. Y encima es bonita la chaqueta....uff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah! ¿pero te has fijado en la ropa? Quedas disculpada porque tu estado no te deja apreciar bien...
      Un beso.

      Eliminar
  3. Pero que espalda, no quiero imaginar su tableta de chocolate, porque me subiría la tensión. Ains, yo también me uno en coro!!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que tiene tableta, no que se las come..., jejeje.
      Un beso Mar.

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.