Follow by Email

lunes, 25 de febrero de 2013

Esos sufridos "bichos" viajeros.

Me ha "tocao", si, me ha "tocao", he tenido en casa un bicho, que proviene de la escuela y no son piojillos.

Dentro de las actividades de este ciclo en el cole del ex-rizos, han decidido que una mascota viva por días en las casas de los niños de la clase de mi hijo. Y como no es un ser vivo, mejor. Porque cuando no los contaron en la reunión trimestral, ya me imaginaba yo dando explicaciones sobre el motivo del futuro óbito.

¡que miedito, que miedito, madre!

La situación fue la siguiente (supongo que si alguien que me lea tiene hijos de más de 3 años ya han pasado por esto): te lo dan en una bolsa, haces los deberes que te hayan tocado del libro que lo acompaña y hay que devolver todo el kit en perfecto estado en 3 días.

Al principio pensé en esconderlo de las hordas infantiles que custodio y a ser posible que ni se enteraran de su presencia, pero no hubo forma. Mi hijo merendó con él, jugó con él, cenó con él, en la bañera quería meterlo con él, pero le convencí que era "de secano" y por supuesto, a la cama, si, a la cama se fue con él.

Como fue parte de la familia durante unos días, le hicimos una foto para el recuerdo.


Hemos tenido en casa al "pirata Cara Rata" y creo que a pesar de todo el pobre, se ha sentido cómodo en nuestra casa. A veces me saluda en el patio del cole, camino del siguiente destino de viaje.

¡¡Pobre!!


9 comentarios:

  1. He oído hablar de esta practica de, perdona, no se como llamarlo, muñeco viajero para acoger. Señora psicóloga ¿me explica su fin? ¿aprender responsabilidad? ¿tonterias varías?
    En fin, que asi no me pilla de nuevas, ¡Jesus! Como hemos podido vivir y ser medio normales sin esto, jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Ey!!, que en mi cole teníamos un pollito que de lunes a viernes estaba en clase y los fines de semana te lo llevabas por turnos a casa (y te recuerdo que soy mayor que tu), así que la moda no es nueva.
      Ya verás cuando te toque, jijiji...

      Eliminar
  2. Me imagino como deberías de haber sufrido para que no le ocurriera ningún percance al muñeco de todos, pero al fin y al cabo es un nexo de unión entre los niños de la clase y las familias, porque seguro que ha dado tema de que hablar.
    Lo más parecido que tuve que hacer para el aula de mi hijo en infantil, era la mascota, cada padre una, se llamaba glu-glu, era una esponja con patas y brazos y unos ojos pegados, manualidades puras que ya tenía olvidadas. Oye pues nos organizamos los padres/madres y salieron chulísimas y los niños orgullosos de nosotros.

    Estupendas esas relaciones familia-escuela!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues lo de las esponja con patas está muy bien. Además a los niños les encanta ser el que se lleva el muñeco o lo que sea durante unos días y cuidarlo.
      Un beso.

      Eliminar
  3. El año pasado en Psicomotricidad yo les daba a Pupi y estaban súper felices. Luego traían las fotos y enseñaban orgullosos lo que habían hecho. Estoy segura de que ese piratilla os echará de menos ahora.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pupi ¿también era un muñeco? Si en el fondo les gusta, se ponen muy orgullosos de ser ellos los que cuidan al muñeco.
      Un besito grande.

      Eliminar
  4. En mi caso nos tocó la cesta viajera con dulces de navidad y un dibujo sobre la cesta los dulces.

    La cesta cambia cada semana, con ropa de invierno, primavera, alimentos sanos etc..

    Ahora tengo mas miedo.... toca los gusanos de seda....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me toca una cesta con dulces de navidad y no queda ni el asa, jajaja.
      Pues los gusanos con el frío que hace, se hacen su casa y no los veis...
      Un beso.

      Eliminar
  5. Jjajaj, eso ya lo he visto más veces. Qué bueno

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.