Follow by Email

domingo, 10 de marzo de 2013

Necesito que amanezca.

Necesito despertar y que la luz del sol me de directamente en la cara, que me deslumbre, que me ciegue. Que esa infinita luz lo inunde todo, que entre en cada uno de los rincones de mi alma.






Necesito bañarme en azul, que se apodere de mi el espíritu celeste de la alegría. Necesito mirar hacia adelante y ver sólo inmensidad en tonos aguamarina.



Necesito permanecer quieta, inmóvil, disfrutando de la sensanción de no llegar tarde a todas partes, incluso a mi propia vida.


Y sonreirle al aire.

Que me miren las gaviotas desde lo alto, tumbada, serena, tranquila. Necesito oír campanas que no suenen solo anunciando que hay un nuevo durmiente eterno.




Necesito un soplo de brisa, como la caricia que siempre anhelo, esa que recorre mi mejilla y baja por mi cuello, la que explora también mi espalda.

Necesito la tibieza de un sol convertido en manos. Necesito la placidez del tiempo sin límites.

Necesito comer y disfrutar de ello. Y rodearme de silencio cercano, hablar en susurros, para no molestar a los ángeles.

Ver como se mutan las nubes sobre nuestras cabezas. Sonreír y recibir el pago en más de dos sonrisas.

Caminar por cuestas blanquecinas, vacías, sinuosas y plácidas. 





Dejarme llevar por mi cuerpo, no poner límites a la imaginación ni a las ganas. Ver cal, ver cielo, pisar la tierra solo lo necesario.

Necesito fundirme en piel y sueños. Necesito respirar sal y dulce. Necesito pimienta y dulzura. Necesito ver como sale el sol frente a mi y nunca más a mis espaldas.





Necesito ir. Dime que si.


2 comentarios:

  1. No sólo lo necesitas, sino que además, te lo mereces más que nadie en este mundo.
    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  2. Necesito V-A-C-A-C-I-O-N-E-S!!!!, de las de playa, sol y estar tumbada todo el día. ¿se nota mucho?
    Un besote guapa.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.