Follow by Email

domingo, 1 de abril de 2012

Mucho bicho es lo que hay.

Pensé que este año nos libraríamos, pero no. Las de la rima de Becquer han vuelto como lo llevan haciendo los últimos seis años.


Y no es que me importe tener un trío en casa (no viene una pareja, vienen tres), lo que me inflama es que estos ocupas con plumas, donde se empeñan año tras año en construir su nidito es justo encima del farol de la entrada. Así, al entrar y salir te encuentras con los restos de su digestión. Además, cuando salgo al amanecer para ir a trabajar, se despiertan, levantan el vuelo y casi dormida me dan cada susto que no veas. 


Mira que tienen un montón de sitios mejores en nuestro tejado donde anidar y procrear, pero no, les gusta el calor de nuestra bombilla de la puerta. Así que no nos queda más remedio que tratar de impedir que se adueñen del espacio, pero al final nos rendimos y se quedan unos meses tan felices con nosotros.


Pero no son los únicos habitantes, tenemos un par de salamanquesas acomodadas entre la hiedra, que huyen despavoridas cada vez que riego (otras que no han sabido buscarse un sitio mejor), algún que otro ratoncito de jardín, que en verano escucho pero que no veo ni tengo intención de ver y varios hormigueros en las jardineras.


Es lo que tiene  vivir en el pseudo-campo, hay bichos. Algunos son simpáticos como los erizos que viven en el descampado frente a casa, tan graciosos como los del anuncio de seguros y los gatos callejeros que atraviesan la valla trasera. Otros no tanto, como las arañas, las avispas, los saltamontes gordos, los mosquitos que me acribillan las noches de verano,  unas cosas raras verdes que vuelan, los murciélagos que revolotean cerca de las luces del patio y los mirlos negros de pico naranja que me despiertan aún de madrugada.


Como yo quería campo...

4 comentarios:

  1. Jajajajajajaaajaja, no querias sopa pues toma dos cazos, jajajajajaajaja.

    El maravilloso mundo del campo.

    Mi yo BUCÓLICO te diria OHHH QUE BONITO, LAS GOLONDRINAS, LAS ABEJAS, LOS ERIZOS, LOS GATOS, OHHHH.

    Mi yo Joputa te diria: PRENDELES FUEGO!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, que bruta. Ya me parecía cruel ponerles plástico encima del farol para que no tengan espacio para posarse, pero ¿prenderles fuego? ¡¡que buena idea, pajaritos fritos!!

      Eliminar
  2. Jajajaja, yo estoy dando palmas con las orejas por mudarme del chalet al piso...hasta los huevos de bichos, chica! disfruta de la primavera...yo un día de estos me cargo a las p. urracas que tengo en el árbol del jardín de enfrente!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el campo tiene su gracia y los animalitos también. Además, vivir en un chalet hace que los glúteos estén en su sitio a fuerza de tanto subir y bajar escaleras. Tranquilo es un rato tranquilo, eso si.

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.