Follow by Email

martes, 24 de abril de 2012

Sólo viento.

Cuando por las noches el viento fuerte azota por igual tejados y pensamiento y no deja lugar a los sueños, pienso en los Colosos de Memnon.




Esos gigantes que vi hace años. Fría piedra, insensible y muda, esperando ansiosa al turista ocasional que la saque del olvido y la devuelva a la ilusión de la vida y de un esplendor pasado.

Esa piedra, esperando inútilmente cambiar de sitio, anhelo que sólo se cumplirá por voluntad de otros. Aguantando el sol de un desierto impasible, aguantando el inexorable transcurrir de días de aislamiento. A noches de silencio y estrellas lejanas. Sin más compañía que su mudo gemelo de piedra.

Las noches de viento, me transportan a sus pies, para escuchar el viento silbando entre sus grietas. A un frío desierto de noche, abrasador aire de día. De tormentas de cruel arena, que se incrustan en sus rendijas y que abren brechas cada vez más profundas. Grietas que terminarán por destruir lo que creó la mano del artista, del ser que a base de paciencia y golpes sacó de bloques, dos estatuas, que permanecen juntas, una al lado de la otra, por los siglos de los siglos, hasta que el desgaste los destruya.

El sueño de Egipto se desvanece, día a día.

5 comentarios:

  1. ¡Qué maravilla poder visitar un lugar así...! Me encantaría hacer un viaje a Egipto...¡quizá, algún día!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás ahora no es el mejor destino, pero sin lugar a dudas es maravilloso: El Cairo, Alejandría, Abu Simbel, Luxor,...
      Merece la pena recorre El Nilo desde la frontera con Sudán hasta desembocar en el Mediterraneo. Los templos de Philae, Karnac, entrar en una de las pirámides. Nada, anímate, te encantaría.

      Eliminar
  2. Has estado en un montón de sitios bonitos, ehhh :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se puede recorrer el mundo entero, visitar lugares, hacer fotos, comprar recuerdos para llevar a casa y no apreciar la belleza de lo que ves. Si, he visitado muchos sitios que quería ver y me queda una infinidad de ellos, pero de todos y cada uno, lo mejor, es haber disfrutado cada instante de cada vivencia.

      Eliminar
  3. Vaya los colosos, tan antiguos que el emperador Tiberio ya mando restaurarlos. Hace ya tantos años pero siguen frescos en mi memoria como el maravilloso templo de ramses lll, Medina Habut. Tan maravilloso que Terenxi Moix pidió que allí se esparcieran sus cenizas.
    Tenemos que volver, los oasis nos esperan

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.