Follow by Email

martes, 2 de octubre de 2012

Quiero ser mala...

... y perversa. Si es que es lo mejor, lo se. Cuando eres buena, te toman el pelo, así que lo he decidido, de mayor yo quiero ser MALA.

Al estilo de las brujas de cuento, con mala milk y risa de madrastra de Blancanieves, con el espejito, espejito mágico incluido, of course. Y si tengo que envenenar manzanas en lugar de asarlas en el horno con mantequilla y canela, pues se hace y listo.

"Las chicas buenas van al cielo y las malas a todas partes", como leí hace años en uno de los aseos de mi facultad, y a mi me gusta viajar, así que..., la decisión está clara: voy a ser muy, pero que muy mala.

Aunque no se si me saldrá bien, porque no he practicado mucho en estos xx años (no pienso confesar, no pienso confesar, no pienso confesar mi edad). Y yo creo que o naces siendo mala y desde la cuna vas ejerciendo o luego es un vicio difícil de coger.

Creo que es como la vena artística, tienes que sentirlo desde dentro y yo dentro lo único que siento son palpitaciones. No se si me servirá de mucho ser rencorosa y vengativa, igual ayuda.

Lo malo es que cuando oigo lo de "por favor, ¿puedes...?" siempre digo que si, aunque me enmarronen. Muchas veces cedo sin necesidad de oír las palabras mágicas (lo de "por favor, por si alguien duda). Y cuando se me ocurre alguna maldad contra alguien, me da mucha penita y no lo hago (aunque lo pienso hasta con detalles).

Y eso que a mi alrededor tengo verdaderas maestras en la materia, incluso alguna tiene el doctorado de mala malísima "cum laude". Voy a ver si con el roce me contagio y empiezo mi meteórica carrera de "bicho peligroso".

9 comentarios:

  1. Me pasa lo mismo pero no quiero ser mala, me niego a cambiar mi forma de ser, me conformo con no parecer tan tonta y que se acaben riendo de mi jaja. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que se aprovechan de las buenas personas y eso da una rabia....
      Otro beso para ti.

      Eliminar
  2. Suerte! Ais, qué coñazo nos da a veces el si boana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que en el trabajo sobre todo no puedes escaparte y toca decir "si boana" y encima con una sonrisa.
      Ahí es cuando más me gustaría ser mala.
      Besos.

      Eliminar
  3. Ufff...pues tendrá que ser en otra vida, porque en esta eres demasiado buena como para irte al lado oscuro me parece a mí.
    Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro maja que TODOS tenemos un lado oscuro o al menos uno gris poco claro.
      Un besote.

      Eliminar
  4. Pues yo me uno a tu deseo... Yo también quiero ser mala, malísima, y aprender a decir que no, bien alto y bien fuerte y que no sean mis hijas y las chucherías con las únicas que entreno, qué ya está bien!

    Y lo peor es cuando tú quieres ser mala, porque la vida te ha hecho así y encima no puedes...

    Otra cosa que apunto para mi próxima vida (unas piernas más largas, menos kilos, más fuerza de voluntad y una gran dosis de maldad...).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo que llevo unos días intentándolo y no me sale, bueno, si un poco, pero con los niños, que es lo que más me fastidia.
      Si yo lo que quiero es ser tan retorcida y borde como alguna de mis "compis", pero lo llevo fatal.
      Yo también me apunto a lo de las piernas más largas, o mejor, me apunto a un cuerpo perfecto, menos manias y ser un poquito mala (solo un poquito).
      Besos.

      Eliminar
  5. Es curioso ver que diferente es ser mala si eres hombre o mujer, un hombre que triunfa (incluso con métodos y firmas más que cuestionables) es admirado pero si es una mujer, ¡ay amiga! es una arpía, un mal bicho incluso una ... Ellas sí triunfan Barbra Streisand. Hillary Clinton, Katherine Hepburn, Leticia Ortiz (perdón LetiZia con z), ... son consideradas malas, perronas ( como dice mi madre), trepas, de todo.
    Si esta claro las mujeres buenas van al cielo y las malas a todas partes, sobre todo al cielo terrenal, juas.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.