Follow by Email

jueves, 28 de junio de 2012

Dulces sueños.


El sueño es una necesidad de nuestro cerebro, para poder seguir vivos. Entre los muchos experimentos que realizaron los nazis, uno de ellos, tan cruel como los demás, era someter a sus víctimas a la deprivación del sueño y ver cuantos días sobrevivían.
Se puede vivir más tiempo sin comer y sin beber, que sin dormir. El sueño es vital y como tal es una conducta que debe tener un correcto aprendizaje, es necesario para el desarrollo, para fijar los aprendizajes adquiridos durante el día y para ciertas funciones fisiológicas y hormonales que se desarrollan durante las fases de sueño REM y no-REM.
Desde el 2006 que cayeron en mis manos dos de los libros de las dos corrientes actuales sobre el sueño infantil, hasta que me convertí en madre ya ha llovido, pero me sigue admirando que se de tanta publicidad a una de ellas, que pretende ir de novedosa, pero que a mi entender y con los conocimientos adquiridos y la experiencia personal como madre, no produce más que problemas.
En mi casa, por si alguien tiene dudas, en concreto en mi cama, se practica el colecho. No es lo más cómodo como padres, pero si nuestros hijos se despiertan por la noche y buscan refugio en nosotros ¿porqué vamos a negarnos? ¿les negamos un beso o un abrazo si nos lo piden durante el día?
¿A qué viene esto? Por si alguien todavía no lo sabe, se ha creado un grupo en Facebook, llamado Día Mundial del Sueño Feliz, y también un evento, donde se explica cuál es la iniciativa.
El motivo es llevar una acción de choque el 29 de junio en las redes sociales. Se pretende que hashtag #desmontandoaEstivill se convierta en trend topic en Twitter y que blogs, páginas y perfiles de Facebook se llenen de mensajes a favor del Sueño Feliz.
Para ello, las acciones son las siguientes: 
-Si eres bloguera o bloguero, anuncia este evento en tu blog. Especifica que el hashtag #desmontandoaEstivill solo hay que usarlo el día 29 en Twitter. Haz un post  anunciándolo y publica otro post el 29 contando tu experiencia de sueño feliz. 


-El día 29 comparte todos los artículos, citas, testimonios que quieras sobre sueño feliz acompañando a tu hijo, a través de tu perfil o tu página de Facebook, y a través de Twitter.
-El día 29 tuitea y retuitea todas las razones que tienes para acompañar a tu hijo a dormir, todos los argumentos científicos que encuentres, todas las ideas que quieras, bajo el hashtag #desmontandoaEstivill.
Si alguien quiere más detalles: en el blog http://unaterapeutatemprana.blogspot.com.es/ hay mucha ideas e información relacionada. Si alguien tiene intención de leer algo estos días y no sabe el que, os recomiendo: "Dormir sin lágrimas" de Rosa Jové.
Cuanta más gente se sume a esta iniciativa mejor.
Y para terminar una reflexión: ¿alguno se ha ido a la cama después de tener un disgusto? ¿alguien se ha quedado dormido después de tener una llantina sin recibir el consuelo de nadie? ¿recordáis como os encontrabais a la mañana siguiente?
Si tenéis memoria, si os ha sucedido esto, no permitáis que vuestros hijos pasen por ese sufrimiento. Hay que pensar que si tu hijo llora es porque sufre y si sufre necesita atención. Si busca tu calor, tu compañía y tu cariño ¿¿es obligatorio dárselo solo si hay la luz del sol y negárselo sólo porque ya brilla la luna??
Felices, dulces y bonitos sueños a tod@s. Porque el sueño es vida y calidad de vida.

5 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Esos métodos dan miedo y mucho me temo que detrás se esconden sucios intereses bastante alejados de la moral. Es una responsabilidad de todos velar por el sueño feliz de nuestros niños. No creo que Estivill duerma hoy muy tranquilo...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Siendo mis hijos pequeños, en la escuela infantil, me recomendaron el libro de Estivill, fue incapaz de aplicarlo, vamos ni me lo planteé. Me pareció muy cruel. Seguí disfrutando de la compañía de mis hijos en la cama y en el sueño, en los cuentos, en los abrazos y en los besos. Fuí una mamá que iba contracorriente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Yo sólo creo que hay que adaptarse a lo que necesita cada niño y no que el niño sea el que se adapte a todo lo que quieren o necesitan sus padres. El sueño es una conducta y como tal hay que aprenderla, pero la lección se puede dar con mucho amor y puede ser igual de efectiva que con otros métodos más radicales. Sólo que hay formas de educar (el sueño también) que cuestan más dedicación, cariño y esfuerzo.
    Que cada uno elija lo que considere, pero que valore las ventajas e inconvenientes de su decisión.
    Un beso, Mar.

    ResponderEliminar
  4. Y como decia el poeta, el día que dejemos de soñar, ese día estaremos muertos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la naturaleza nos ha preparado para dormir y soñar, es porque lo necesitamos y mucho.

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.