Follow by Email

martes, 3 de julio de 2012

La fuerza del amor.

El amor en la adolescencia, se vive con la misma intensidad, firmeza y dramatismo del mejor de los partidos de futbol, finales de liga, copa, recopa, champions y no se cuantas cosas más, que para eso no soy nada futbolera.
Los desplantes hacia el amado son ofensas personales contra cada célula de tu cuerpo. No entiendes que tu familia no le vea como al ser más maravilloso entre los mortales, que es exactamente como le ves tu, a todas las horas del día y de la noche.
No ves sus defectos y si los ves, los disculpas. No entiendes que tu adoración,  no sea la adoración de todo ser viviente hacia esa persona llena de ternura, cariño, simpatía y otras viturdes divinas y humanas. 
Lo terrenal, lo inmediato es lo que vale.
No puedes pensar en el mañana, porque el mañana está muy lejos a los 19 años. No puedes pensar en que será el futuro, porque el futuro es este preciso momento.
Cuando, adolescente, oía eso de "juventud, divino tesoro", sonreía y pensaba que menuda panda de ...., si de eso, precisamente.
Porque el verdadero tesoro de la juventud está en creer y en hacer, que lo que realmente importa, es lo que tenemos en el presente. Los recuerdos, no son importantes, son cosas de hace 2 días. Y la infancia, es esa etapa tonta, que estabas deseando abandonar para convertirte en mayor y poder hacer lo que quisieras.
Esa fuerza, la que te da el amor de juventud, es el motor de muchos. El motor que tenemos para seguir día a día.
Porque a tu madre se le ha olvidado cuando cantaba y sentía esto: 


Recuerdale, porque no hace tantos años que vivió lo que tu vives ahora, cuando era a ella a la que la negaban lo que hoy te niega a ti. Cuando decidió que lo que quería y a quien quería era lo que valía para ella y para todos.
No dejes que la rabia de la situación se apodere de tus nervios. Lucha por retener lo que otros pierden con el tiempo. Ánimo, le pese a quien le pese, ya sólo eres una niña en nuestro recuerdo.

4 comentarios:

  1. Qué bonito y qué cierto. Creo que nunca volveré a enamorarme en la vida como lo hice cuando tenía 18 años...qué tiempos y qué manera de sentir...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. El amor es un sentimiento tan increíble que a veces vuelve a ti con la fuerza que lo hizo a los 18, aunque tengas 60, 80 o casi 100 años. Y en la tele hay ejemplos casi todos los días.
    Puedes volver a sentir, incluso con más intensidad, a cualquier edad, pero los años te dan además la madurez para poder valorar lo que está pasando, en su justa medida.
    Esa manera de sentir, tiene tanto poder, que te cambia y ya no eres la misma persona.
    Si todos pudiéramos volver a amar como a los 18, pero aún más intensamente, seguro que tendríamos otro brillo en la mirada y rozaríamos con los dedos la verdadera felicidad.
    La vida da muchas vueltas y nunca podemos decir que nunca volveré...

    ResponderEliminar
  3. Dicen que cuanto mas mayor peor, yo ahora lo estoy viendo en un miembro de mi familia, ¿será verdad?, jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que si no lo haces a los 20, como te pille con 40, 60 o los que sean...,es peor, pero mucho más divertido, porque ya no tienes que dar explicaciones a tu madre (bueno, a lo mejor a tus hijos)¿eh?

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.