Follow by Email

martes, 21 de febrero de 2012

La decisión.

Hay veces en la vida que tomas pequeñas decisiones que cambian radicalmente el rumbo de tu existencia.


Hay cuestiones intrascendentes, como el color de la ropa que eliges para ponerte, por ejemplo, si te vistes de negro porque tu ánimo no te pide otra cosa, todo el día puedes estar influenciada por ello.


Si decides estudiar una determinada carrera, eso no sólo ocupa una serie de años de tu vida dedicados a la formación y el estudio, eso termina por influir en la forma en que ves el mundo, el filtro con el que observas la realidad que te rodea.


Si decides vivir en pareja, o casarte, eso determina como vives tu vida y esa decisión influye, aunque no te lo propongas, en como desarrolla la vida de otras personas de tu entorno.


Y ya si decides tener hijos..., eso si que cambia tu vida (y no sólo la tuya), pero para siempre.


Hace unos días, una de mis amigas de toda la vida, desde que íbamos al cole, me comentó que está pensando muy seriamente en ser madre en solitario. Me comentaba que a su reloj biológico ya no le queda mucho tiempo y el momento de tomar una decisión es ahora o nunca.


Hay veces que no sabemos cuál es el mejor camino para nosotros, el que nos traerá mayores alegrías o menos problemas, que a veces viene a ser lo mismo y mucho más conflictivo es dar consejos sobre lo que hacer o decidir a los demás.


Hay veces, que el simple hecho de decidir a última hora no coger un tren o un avión, te puede salvar la vida, si ese medio de transporte tiene un accidente. El hecho de elegir si ir por una carretera a la derecha o a la izquierda, te puede llevar a un paraje maravillosamente tranquilo o a una ruidosa jungla humana.


¡¡qué difíciles y que importantes son las pequeñas y las grandes decisiones!!

4 comentarios:

  1. espero que la decisión que tome tu amiga sea la mejor y la que le haga feliz. aunque haya veces que haya que arriesgarse.

    muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi amiga cuenta con todo mi apoyo decida lo que decida. Lo malo de las decisiones, es que no sabes si era correcta o no, hasta que la has tomado.
      Bss

      Eliminar
  2. Pues yo la animo totalmente, mejor eso que estar junto a un hombre que te dé tormento y no te dé hijos :( Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero si ya es complicado sacar adelante a un hijo cuando la tarea se reparte entre dos, imagínate si no tienes pareja y todo lo vas a hacer en solitario.
      Un hijo es mucha responsabilidad y mucho esfuerzo (económico, físico, psicológico,...) es muy duro.
      Yo la admiro mucho, porque siempre ha hecho cosas que yo quería hacer y no me atrevía sola: vivir 2 años en N.Y., comprarse piso e irse a vivir ella sola y ahora esto. Tiene un par...

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.