Follow by Email

miércoles, 1 de febrero de 2012

No sólo amanece

Cuando salgo de casa es todavía de noche. Hay un punto en el recorrido que me permite contemplar un sky line madrileño divino, que diría si en lugar de mi nombre me llamara "Fefa" o fuera un poco Borja-Mari.

Las vistas son espectaculares y empiezan a ser día a día más bonitas porque cada vez hay más luz, el amanecer se adelanta cada día unos minutos y la silueta de los edificios se ven con más nitidez.

Si en lugar de un volante entre mis manos, tuviera una cámara (y conduciendo no me atrevo a utilizar la del móvil) las fotos que podría hacer serían espectaculares.

Cuando miro esa ciudad que despierta su ritmo a la velocidad implacable de la luz solar, no puedo por menos pensar en la gente que en esos momentos se está levantando, que se está vistiendo para salir, los que se despegan el sueño a golpe de café, los que llegan en ese momento a casa, los que en esos momentos están haciendo el amor, los que no son capaces de salir de la cama porque no tienen a donde ir...

Cada día hay un poco más de luz y a pesar del frío intenso, más intenso últimamente, se que falta un día menos para que llegue mi ansiada primavera. Se que falta menos para que la oscuridad no me rodee en mi recorrido. Llegarán los brotes de vida a los árboles, matizando de verde las ramas que hoy están desiertas. Y lo yermo dejará paso a la plenitud.

Los mirlos de mi barrio han empezado a cantar, ya  los oigo cuando salgo de casa, ahora se que es inevitable,  se acaba el invierno, aunque esta semana no lo parezca.

3 comentarios:

  1. me encanta!! cuando me levanto hago las cosas tan rapido, salgo de casa tan rapido que no me puedo parar a pensar en todas estas cosas. como me gustaría...

    espero encontrar el momento. gracias por recordarmelo. es algo muy hermoso.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves, es lo bueno de hacer todos los días un recorrido de 50 km, cuando voy sola me da tiempo a pensar.
      Sólo es cuestión de pararse a pensar en lo que hacemos cada día y descubres cosas pequeñas e increíbles, que pasan desapercibidas porque no tenemos tiempo de prestarle atención.

      Eliminar
  2. Aquí me tienes un día más leyéndote con la lagrimilla, aysss...Un abrazo enorme, súper mamá :)

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.