Follow by Email

domingo, 12 de febrero de 2012

San Tontín

Así denominaba mi amigo O. al 14 de febrero, hasta que el también terminó rendido ante los encantos de su actual pareja.
Se reía de mi, porque suspiraba por otra persona. Se reía de las escapadas románticas de fin de semana y de los planes de vida en común. Hasta que su corazón fue llamado a las filas de los enamorados.
Aunque fijar un día al año para decir ante todos que estás enamorado no me gusta y es algo más comercial que otra cosa, me gustaría felicitar efusivamente a todos los que se despiertan y se duermen pensando en otra persona, a los que el corazón se les desboca cuando están al lado de alguien que les motiva.
Mis felicitaciones a los que dejan notas de amor al lado de una taza de desayuno, a los que dejan la ropa en el radiador en invierno para que esté calentita cuando te levantas por la mañana y te vistes, a los que regalan raras margaritas azules en un momento difícil, sólo por despertar una sonrisa.
Mi más sincera felicitación a los que les invaden las endorfinas y van sonriendo por la calle aunque cada día sea más difícil sobrevivir.
Felicidades a los que no se rinden ante el desaliento de un amor contracorriente, a los que saben que estarán junto a su persona amada, aunque ahora no sea el momento y tengan que tener paciencia y perseverancia.
Felicidades a los que aún tienen capacidad de amar, a pesar de desengaños y desilusiones, a los que no quieren dejar de querer, aunque el otro ya no les quiera.
Felicidades a todos los que alguna vez en su vida han sentido que su corazón amaba, porque no todo el mundo sabe amar. Y felicidades a todos los que en alguna ocasión han sido amados, porque creo que sentir el amor de otro ser humano es lo más maravilloso que puede ocurrirnos.

3 comentarios:

  1. Qué regalo es leerte cada día, amiga. Voy a paquete diario de clínex contigo, que lo sepas...Un abrazo tan grande como todo el amor que tú repartes incondicionalmente.

    ResponderEliminar
  2. fuuuff Estrellas... me has dejado a moco tendido sniff sniff

    me ha encantado de verdad. yo soy de esos que piensan que el amor es para demostrarlo todos los días, no hay que tener una fecha fija. un beso fuerte

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí, Estrellas, me gusta mucho el día de San Valentín...;es cierto que el amor sincero debe demostrarse día a día, y con cositas sencillas, pero reservar un huequecito en el calendario para celebrar que tienes a alguien a quien querer y que alguien te quiere a tí,,,¡me gusta!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.